ESPECIALES:   Sínodo busca la luz que se hace donde se juntan la verdad
y la misericordia


Paciencia y Delicadeza con las Familias Heridas


Más de 191 voces en el Sínodo de Obispos en Roma
 
 
Octubre 2014
...MICRO DIARIO EMITIDO POR MAS 200 EMISORAS

Octubre 21: El amor propio te ciega, el amor a ti mismo te hacer apreciar tu dignidad y la de los otros

Dicen que es muy difícil salir de una adicción si no se entra en un Programa de Recuperación, como aquellos de Alcohólicos Anónimos, o Jugadores Anónimos.
Del libro UN DIA A LA VEZ, del programa de recuperación de Jugadores Anónimos, que nos puede ayudar: Hay un mundo de diferencia entre el amor propio y el amor a sí mismo. El amor propio es el reflejo de un ego inflado, alrededor del cual –en la visión distorsionada de nuestra propia importancia –todo debe girar. Amor propio es un hálito de hostilidad y arrogancia, que sostiene en los errores de los demás y nos ciega a cualquier otro punto de vista. El amor a sí mismo, en cambio, es una apreciación de nuestra dignidad y valor como seres humanos. El amor a sí mismo es una expresión de autorrealización, de la cual brota la humildad. ¿Puedo ver que amo mejor a otros cuando recupero el amor a mí mismo?
Oración del día: Quiera Dios, que me ama, enseñarme el amor a mí mismo. Que pueda yo notar que los más arrogantes y poderosos humanos no están completamente seguros de sí mismos, después de todo. Por el contrario, suelen tener una baja autoimagen y una inseguridad que esconden en la pompa y las triquiñuelas principescas. Quiera Dios mostrarme que, cuando puedo gustarme a mí mismo, estoy dándole el crédito a Él, ya que todo lo que vive es obra de Dios. Hoy recordaré: Trataré de gustarme.

Reflexiones en Frontera, jesuita Guillermo Ortiz